Este otoño nuestra colección se inspira en la aldea de la reina María Antonieta, una granjita diseñada y construida para ella. Un rincón bucólico, demasiado perfecto para mi gusto, pero donde podía jugar a ser una campesina y olvidarse del protocolo. El Palacio de Versailles era demasiado grande y formal y el Petit Trianon no dejaba de ser un palacio en miniatura. Los jardines de ambos palacios estaban diseñados con tiralíneas y un ejército de jardineros se encargaban de demostrarle continuamente a la Madre Naturaleza quién mandaba. Los árboles se podan cuadrados y los bojs tienen forma de punta de lanza. Todo muy masculino.

En su aldea, los caminos no eran rectos, la maleza a veces los escondía y los arbustos y árboles crecían a su aire. Las construcciones eran de adobe, piedra y paja, con madera por todas partes.  Podía estar en contacto con los animales, había huerta, leche recién ordeñada y huevos puestos por sus gallinas (por supuesto todo mucho más limpio que en una granja auténtica, hasta ahí podríamos llegar). Vamos, lo que querríamos todas para los fines de semana, por lo menos.

Y hasta aquí la historia de la Historia.

 

TONOS TIERRA

________

El verano se acaba, pero el otoño tiene su encanto. Nos hemos decidido por los tonos que vemos en esa estación: terracota, madera, tierra… ¿Qué os parecen estos blucher con dos tipos de piel en color hoja seca? ¿Y las insolentes en tono camel? Por no hablar de las clásicas versaillinas en color avellana y con punta negra. No te lo pienses, te las pondrás con todo.

 

UN TOQUE DE ROJO

_____________

Cuando hace frío nuestro pie quiere estar abrigadito. Queríamos un zapato cerrado y para eso el blucher era una buena opción. Pero nos habíais pedido muchas veces que tuviese tacón. Y nos fascinaban esas flores rojas en las escaleras del molino de agua. Et voilà! Y claro, con tacón rojo. Que una cosa es que vuestros deseos sean órdenes y otra que dejemos de ser insolentes. Os presentamos el BLUCHER INSOLENTE. Y viene con cordones de terciopelo de regalo, para cuando quieras usarlo de una forma más sofisticada.

 

 

 

Nos gustó tanto la combinación de gris piedra con negro y con el toque rojo que también hicimos las versaillinas insolentes en esos colores. Y como nos había enamorado el molino de agua no paramos hasta encontrarlo. Y en esta ocasión, como en la vida misma, lo que buscas con pasión siempre acabas encontrándolo.

 

NEGRO Y BRILLO

_____________

No puede haber una temporada invernal sin el negro. Pero no un negro apagado, triste… ¿qué tal si le ponemos brillo? Por eso hemos hecho las versaillinas indecentes en charol negro. Un clásico, con el forro de la piel más suave que encontramos y en color dorado, ya sabes, para competir con los rayos del Rey Sol. 

Y después nos preguntamos  ¿qué tal si hacemos unos slippers en negro mate pero les ponemos el tacón dorado? Que una cosa es estar en una aldea y otra es estar en una aldea de una reina. Y esto, madame, sigue siendo Versailles.

Pictures from Sofia Coppola´s Marie Antoinette film. We do not claim copyright of these photos. Use for illustration purposes only.

COMPARTIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies